Ante la captura de dos ejemplares fértiles en la red oficial de trampeo del Iscamen en la localidad de Villa Atuel San Rafael, se dispuso la implementación de un plan de acciones correctivas focalizado sobre el lugar del hallazgo.
 
La captura se dio en una trampa de la red oficial de Iscamen, lo que implicó el aviso al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para la activación del plan de acciones correctivas, de acuerdo con la Resolución 152/06 del organismo nacional.
 
La Resolución del Senasa 68/2018, que se publicó en el Boletín Oficial el 18 de mayo de 2018, establece medidas ante una emergencia fitosanitaria dentro de un área regulada de 7,2 km de radio, con epicentro en el sitio donde se produjo la detección de la plaga.
 
En esa área se intensificarán las acciones de control, entre ellas la recolección y posterior enterramiento de los frutos caídos; descarga de los frutos hospederos de mosca del Mediterráneo; remoción del suelo bajo la proyección de la copa de los árboles y aplicación de insecticida, y regulación en el tránsito de vegetales dentro del área, entre otras acciones.
 
Para el desarrollo de estos procedimientos y la atención directa a los productores de la zona se habilitará una oficina temporal del Iscamen en Villa Atuel, con personal especializado para atender las situaciones particulares que se presenten
 
Actualmente, dentro del área regulada sólo se encuentran activas producciones de aceitunas y granadas. Las primeras, sin ningún tipo de complicaciones, debido a que son para industria y su movimiento es dentro del área regulada.
 
Acciones correctivas como las que se desarrollarán en Villa Atuel se implementan en todas las áreas libres del mundo a partir de detecciones de ejemplares silvestres. Ejemplos de ello: Chile (recientemente) y procesos similares en la Patagonia argentina (2006 y 2015).
 
Es muy importante destacar que la implementación de un plan de acciones correctivas, ante una emergencia fitosanitaria por la captura de un ejemplar de mosca del Mediterráneo, no significa la pérdida de estatus fitosanitario de la región, sino por el contrario implica una serie de medidas para proteger las áreas reconocidas internacionalmente. Mantener los estatus de áreas libres de plagas es un proceso permanente de alta complejidad, realizado en cumplimiento de los lineamientos internacionales
 
En Mendoza, la condición de Área Libre de Moscas de los frutos de los Oasis Centro y Sur ha permitido a la producción frutícola contar con importantes beneficios económicos tanto por la eliminación de tratamientos cuarentenarios, como también por la oportunidad de negocios que abren mercados diferenciados, como la región patagónica, con restricción por moscas de los frutos.