Había sido instalado el sábado. Varios autos resultaron aplastados. Aún no se conoce el número de víctimas.

Varias personas murieron hoy por el desplome de un puente peatonal ubicado en la Universidad Internacional de Florida (FIU) en Miami, informaron autoridades locales, que no dieron aún una cifra precisa de las víctimas.

Los rescatistas trabajan desesperadamente entre los escombros. Al menos 7 autos fueron aplastados y extraoficialmente se habla de que hay varias “víctimas fatales”.

La estructura, de 53 metros de largo y 950 toneladas que cruzaba por una calle de 6 carriles, colapsó por causas desconocidas. Estaba aún en construcción y el sábado le habían instalado una pesada pieza que podría haber provocado el desplome.

El teniente Alejandro Camacho, de la Patrulla de Autopistas de Miami, dijo que hay “varios muertos y siete autos aplastados” en el colapso del puente.

El puente tenía el fin brindar acceso peatonal desde la sede de la Universidad Internacional de Florida hacia la zona de Sweetwater, donde viven cerca de 4.000 estudiantes en los edificios residenciales y dormitorios.

El objetivo principal era evitar accidentes en la zona, ya que a raíz del continuo paso de estudiantes de un lado hacia otro hubo varios accidentes. El puente fue levantado por las empresas MCM Construction y Figg Bridge Design, a un costo de 14,2 millones de dólares.

Lo financió el Departamento de Transporte de los Estados Unidos y su montaje se hizo con un novedoso método de construcción acelerada.

A través de un comunicado, MCM Construction lamentó lo ocurrido y prometió iniciar “una investigación total para determinar exactamente que falló”. Además, mostró su disposición a cooperar “de todas las formas posibles con los investigadores”.

“Teníamos enormes esperanzas con este puente porque de alguna manera simbolizaba el gran crecimiento de la Universidad”, dijo a Clarín Eduardo Gamarra, profesor Ciencias Políticas de la Universidad Internacional de Florida. Gamarra explicó que buena parte de los estudiantes viven en el pueblo cercano que se llama Sweetwater.

“Los alumnos tenían que cruzar corriendo todos los días esa avenida ancha, tanto es así que una estudiante murió atropellada el año pasado. Por eso para nosotros era una prioridad construir ese puente y se hizo un trabajo enorme para conseguir los fondos”, agregó Gamarra.

“Es una tragedia. El diseño del puente era hermoso y servía para mostrar el progreso de la Universidad. Somos la Universidad hispana más grande del país. Tenemos 60.000 estudiantes y el 65% son de origen hispano. Es una de las universidades más diversas del mundo. Esta tragedia nos afecta a todos”, detalló el docente.

“Mi novio y yo acabábamos de pasar por debajo del puente”, relató Isabella Carrasco a la cadena CBSN. “Comentamos lo nuevo que era. Habíamos escuchado un fuerte estallido. Al principio, pensamos que habíamos golpeado algo, y cuando miramos alrededor nos dimos cuenta de que el puente se había derrumbado sobre varios coches“, agregó.

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar