En el Parque de los Príncipes los locales se impusieron 3-0 por la segunda fecha de la Liga de Campeones.

Cinco años atrás, jugar un partido de Champions League contra Bayern Munich hubiese sido todo un suceso para la mayoría del plantel de Paris Saint-Germain. Pero en los últimos años PSG se transformó en un plantel de superestrellas y los triunfos ante los grandes equipos europeos ya son parte de la rutina. Esta vez, le ganó 3-0 a Bayern Munich en la segunda fecha de la Champions League . Un triunfo para descomprimir la tensión entre Neymar y Cavani, quienes habían quedado en el medio de una polémica que mezcla fútbol y egos.

En menos de dos minutos, los locales abrieron el marcador por medio de una combinación brasileña: pase de Neymar por la izquierda para que Dani Alves la mande a la red. El PSG buscó todo el partido y dominó a su rival a su gusto. Edinson Cavani anotó el segundo y los parisinos se fueron al descanso con la ventaja de su lado. El tímido abrazo entre Cavani y Neymar tuvo sólo carácter simbólico.

El segundo tiempo siguió bajo el dominio local. Un PSG que tuvo chances con tiros libres y algunos destellos de Mbappé. Finalmente, Neymar le puso cifras definitivas al partido, tras una gran jugada personal con el juvenil galo -desbordó, tiró un lujo frente al último defensor y tiró el centro-.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar