El vuelo de la empresa US-Bangla Airlines había partido de Bangladesh.

Un avión de pasajeros que había partido de Bangladesh se estrelló y se incendió hoy al aterrizar en el aeropuerto de Katmandú, Nepal, de acuerdo con las primeras versiones confirmadas por las autoridades. Al menos 38 personas murieron en el accidente y decenas resultaron heridas.

El avión bimotor, un Bombardier Dash 8, puede llevar hasta 70 pasajeros, aunque en un principio no estaba claro cuánta gente iba a bordo. Hasta ahora, los equipos de rescate recuperaron varios cadáveres.

En estos momentos, el avión de US-Bangla Airlines está partido en varios pedazos mientras docenas de bomberos y rescatistas trabajaban entre los restos. Un empleado de la aerolínea dijo que algunos pasajeros heridos habían sido evacuados en ambulancias.

“No puedo decir exactamente cuántos han sido rescatados”, dijo por teléfono Mohammed Selim, gerente de la compañía en Katmandú, a la televisora de Daca Somoy.

Por su parte, Birendra Prasad Shrestha, portavoz del aeropuerto, indicó: “Estamos tratando de controlar el fuego. Aún no tenemos los detalles”.

La aerolínea utiliza aviones Boeing 737-800 y modelos más pequeños Bombardier Dash 8 Q-400. Tiene su sede en la capital de Bangladesh, Daca, y vuela a destinos nacionales e internacionales. Su empresa matriz opera en varios sectores, como bienes raíces, educación y agricultura.

El aeropuerto de Katmandú sufrió otros accidentes mortales. En septiembre de 2012, un avión turbopropulsado Sita Air que llevaba montañeros al Everest chocó con un pájaro y se estrelló poco después de despegar: fallecieron las 19 personas que iban a bordo.

Testigos
Amanda Summers, una estadounidense que trabaja en Nepal, vio el siniestro desde la terraza de su oficina en casa. “Volaba tan bajo que pensé que iba a estrellarse contra las montañas”, contó y dijo no tener claro si el avión había llegado a la pista de aterrizaje al aterrizar. “De pronto hubo un estallido y después otro”, aseguró.

Los bomberos apagaron las llamas con rapidez, quizá en un minuto, señaló, aunque una humareda densa y oscura se alzaba sobre Katmandú, la capital del país.

Selim, el gerente de US-Bangla, indicó que el avión había dado dos vueltas en torno al aeropuerto esperando luz verde para aterrizar.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar