Esta instancia forma parte de la evaluación de la Declaración de Impacto Ambiental por parte de las Comisiones de la Cámara de Diputados.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, junto a la directora de Protección Ambiental, presentaron ante un plenario de cuatro comisiones de la Cámara de Diputados -Obras Públicas, Legislación y Asuntos Constitucionales, Ambiente y Recursos Hídricos y Economía, Energía, Minería e Industrias- detalles del Proyecto de Exploración de Hierro Indio.

En la Declaración de Impacto Ambiental intervinieron con sus respectivos dictámenes la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria, el Departamento General de Irrigación, las municipalidades de Malargüe, San Rafael y General Alvear; el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales y la Dirección de Recursos Naturales Renovables.

Participaron del plenario el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, y la directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, quienes expusieron detalles de este proyecto minero que involucra un área de dos minas ubicadas al suroeste del río Atuel, en el departamento de Malargüe.

“Lo que se está evaluando ahora en la Legislatura es la ratificación de la DIA de Hierro Indio para la exploración. La primera fase es la de exploración para saber cuál es el potencial de la cantera o de la mina, y cuál es la inversión a futuro que hay que hacer”, dijo al respecto Mingorance, quien aclaró que en este proyecto, “ni la exploración ni la explotación, utilizan sustancias químicas”.

“La formación de la roca tiene una ley – se le llama ley a la cantidad de metal que tiene la roca – muy alta. Es tan alta, que solamente con la molienda y con magnetismo pueden separar el hierro. Por ello, no utiliza volúmenes importantes de agua ni sustancias nocivas o que estén dentro de la 7722”, añadió tras recordar que para esta fase exploratoria, la inversión prevista es de 2 millones de dólares.

Por su parte, Guiñazú sostuvo que en esta primera etapa lo que se busca es “determinar cuál es el volumen de material y a partir de la determinación de ese volumen, si se dan las condiciones, factibilizar una explotación comercial que llegado el caso también debería ser analizada desde el punto ambiental y sometida a la Legislatura”.

Toda la documentación referida al proyecto puede encontrarse en la el sitio de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv