El municipio de San Rafael, Cultura Animal y la Sociedad Protectora de Animales, lanzaron una gran campaña de adopción responsable de mascotas. Cada semana se informará de 5 perras o perros esterilizados, vacunados contra la rabia y con chip de identificación, que buscan nuevo hogar.

Una mascota representa un compromiso y responsabilidades, pero también conlleva experiencias increíbles. Adoptar un nuevo amigo no sólo cambia la vida de los dueños, sino que trae beneficios físicos y emocionales. 

Las perras y perros que se ofrecen en adopción son dóciles, cariñosos y con muy buen comportamiento.Fueron rescatados de la vía pública o retirados de casas donde eran duramente maltratados.

Cada mascota adoptada tiene su vacuna antirrábica, una historia clínica bien detallada y un chip que – en caso de extravío – le permite ser localizada. El microchip tiene el tamaño de un grano de arroz y se coloca debajo de la piel, precisamente en el cuello. 

Ninguno de estos animales es agresivo, por el contrario son un tanto miedosos por el maltrato previo al que fueron sometidos. Lo bueno es ahora que están hermosos, tal como puede verse en las fotografías.

Las familias interesadas en darle alegría y amor a estos incondicionales “compañeros de la vida”, deben dirigirse de lunes a viernes de 8 a 13 al Departamento de Veterinaria y Zoonosis de la Municipalidad, ubicado en Lugones 85.

Por semana se darán en adopción sólo 5 mascotas (en esta primera experiencia son 4 hembras y 1 macho), que serán anunciadas y sus fotos publicadas por los medios de comunicación.

Con esta campaña, se quiere que nunca más vuelvan a estar en las calles y abandonadas.

Los adoptantes deberán firmar un contrato de adopción, en el que se comprometen a cuidarlos para siempre, además de aceptar – simplemente – que el municipio y las asociaciones hagan el seguimiento del cuidado de la mascota.