Es el segundo que se realizó durante el ciclo lectivo 2017 en conjunto con Defensa Civil. Esta iniciativa se realizó en todas las escuelas de todos los niveles y modalidades, tanto de gestión estatal como privada.

Durante la jornada de este jueves, la Dirección General de Escuelas (DGE) y Defensa Civil realizaron en toda la provincia un simulacro de sismo, con dos escuelas testigo. Una de ellas ubicada en San Rafael y otra en Santa Rosa.

Los establecimientos educativos donde se evaluaron el accionar del protocolo fueron la escuela N° 4-087 Ignacio Molina de San Rafael,durante el turno mañana, a las 10.30hs. Mientras que por la tarde, a las 15.30 horas, le correspondió a la N° 1-188 Angelino Arenas Rafo de Santa Rosa.

A las escuelas elegidas asistieron autoridades de la DGE, Defensa Civil (DC), DC departamental, bomberos, policías y personal del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC).

En cada establecimiento, al emitir el sonido previsto a través de silbato, grabaciones de ruidos y sirenas, los alumnos junto a sus docentes activaron el protocolo. Primero debieron protegerse debajo de su mesa de trabajo, para posteriormente salir del curso y dirigirse a la zona de seguridad, que está en el patio escolar.

En las escuelas seleccionadas, para evaluar el accionar de las instituciones, se sumó a las actividades de los propios alumnos, la simulación de distintas situaciones como heridos y fuego para que los agentes especializados puedan actuar; mientras los docentes y alumnos aprenden a preservar su vida.

La DGE, en coordinación con Defensa Civil, acordó para este ciclo lectivo realizar en todas las escuelas de la provincia ejercicios de simulacro de evacuación cada tres meses, a fin de fortalecer la información y las acciones a tomar ante un eventual sismo. El mismo abarca a los casi 3.000 establecimiento educativos de la provincia y a más de medio millón de estudiantes. La primera se realizó en el mes de abril, hoy la segunda y para octubre está previsto el tercer simulacro.

El delegado Regional Sur de la Dirección General de Escuelas, Marcelo Cunqueiro, explicó que la DGE y la Dirección de Defensa Civil realizan estos ejercicios en forma conjunta todos los años. “El simulacro afecta a más de 550.000 alumnos de los establecimientos educativos, desde nivel inicial hasta superior, en todas las modalidades del sistema educativo”, sostuvo Cunqueiro.

“El balance es muy bueno, dado que todos los alumnos y docentes realizan este simulacro para instalar la idea de que vivimos en una zona sísmica activa y debemos tomar todas las previsiones necesarias para garantizar la seguridad de los niños y para que los papás sepan que ante un sismo de magnitud se debe evacuar. Tanto los alumnos como docentes están preparados para responder adecuadamente. Esto es una seguridad para todos”, agregó el funcionario.

Mónica Pellegrini, directora de la escuela N° 4-087 “Ignacio Molina” de San Rafael, explicó que “tenemos más de 750 alumnos y más de 200 profesores, quienes tienen la conciencia de que vivimos en una zona sísmica activa”, quien agregó que “apenas sonó la sirena las maestras les informaron a sus alumnos de la existencia del evento sísmico, por lo que los niños se acomodaron debajo de los pupitres. Una vez que inspeccionaron que el edificio no había sufrido daños, los hicieron evacuar hasta el patio, donde se sentaron”.

“Es fundamental que podamos trabajar entre todos los actores sociales este tipo de actividades para que como sociedad tomemos conciencia y podamos actuar de manera natural ante un hecho real de gran magnitud”, concluyó la directora del establecimiento educativo.

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail