Samantha Josephson, de 21 años, fue encontrada muerta en un campo el viernes por la tarde, aproximadamente catorce horas después de subir a un vehículo que confundió con su Uber, informó la policía en Columbia, Carolina del Sur.

La joven estudiante llamó a un Uber alrededor de las 2 de la madrugada del viernes, después de haberse separado de sus compañeros durante una fiesta, dijo el jefe de Policía de Columbia Skip Holbrook. Josephson subió a un Chevy Impala negro, creyendo que era su vehículo y, aproximadamente catorce horas después, cazadores de pavos encontraron su cuerpo en un campo en Clarendon, a unos 144 kilómetros de Columbia.

“Lo que sabemos ahora es que, de hecho, ella había pedido un transporte de Uber y estaba esperando que llegara el transporte de Uber”, dijo Holbrook, citando imágenes de vigilancia. “Creemos que ella simplemente se metió por error en este auto en particular pensando que era un vehículo de Uber”.

El cuerpo de Josephson tenía numerosas heridas, en la cabeza, el cuello, la cara, la parte superior del cuerpo, la pierna y el pie, de acuerdo con las órdenes de arresto contra Nathaniel Rowland dadas a conocer por la División de Cumplimiento de la Ley de Carolina del Sur (SLED).

La orden también dice que se encontró sangre de la estudiante en el baúl y en los asientos traseros del vehículo que conducía Rowland cuando fue arrestado.

La madre de la víctima dijo que su hija planeaba estudiar Derecho después de su graduación en mayo y la describió como «extrovertida, amorosa, amable y llena de vida». «A diferencia de él, Samantha tenía amor dentro de su corazón«, dijo Marci Josephson.

Las autoridades instaron a los estudiantes universitarios a que verifiquen el color y modelo del vehículo, el número de placa y la foto de sus conductores antes de subirse a un auto y también recomendaron pedirle al conductor que les diga su nombre.

El crimen sacudió a Columbia, la capital del estado donde la Universidad de Carolina del Sur es uno de las principales fuentes económicas.

Fuente: TNmundo