Esta medida se tomó, tras el anuncio del Gobernador Suárez, quien decretó una baja en los sueldos de los funcionarios mendocinos.

Tras el decreto 434, quedó asentado el recorte en los sueldos, para ser destinado dichos fondos a la emergencia sanitaria, económica y social por el COVID-19. Este decreto, indica que los haberes no deben cobrar más de 50 mil pesos en el mes de marzo.

Los presidentes de las Cámaras de Senadores y Disputados de Mendoza, adhirieron y esperan a la realización de la sesión para oficializar.

Cabe destacar, que los empleados de Salud y Seguridad quedan exentos de esta medida.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv