El gobernador Alfredo Cornejo anunció que por medio de una ley se los obligará a los privados de la libertad a tener algún tipo de actividad dentro de las penitenciarias.

En su discurso de apertura de Sesiones Ordinarias de la Legislatura, el gobernador de nuestra provincia anunció que mediante una nueva ley se obligará a los presos condenados a trabajar.

La idea del gobierno es que ningún privado de la libertad esté sin hacer actividades dentro de la cárcel. Cornejo aseguró que todos van a trabajar o a estudiar.

«El ocio prolongado es negativo, necesitamos que las cárceles sean lugares más justos y estrictos, es necesario transformarlos en centros de trabajo y moralización», afirmó el mandatario.

Cornejo señaló que no quiere presos con privilegios. «Queremos a la población carcelaria trabajando o estudiando. El trabajo les da conocimiento para que tengan trabajo legal al salir”, comentó luego.

“El condenado violó derechos de terceros y quebrantó la ley. Para la reconciliación con la sociedad, sus derechos no pueden estar por sobre los de la ciudadanía”, remarcó Cornejo.

Silvio Barroso

www.ciudadanosur.com.ar