El candidato a senador criticó el rumbo económico e hizo una autocrítica sobre su derrota en 2015.

Frente a un salón repleto de empresarios de las compañías líderes del país, Sergio Massa no dudó en apuntar de lleno contra las políticas económicas de Mauricio Macri: “Mirá lo malo que ha sido este Gobierno en términos de resultados que Cristina resucitó políticamente”, aseguró.

En un salón rococó del Hotel Alvear, el candidato a senador por la Provincia del espacio “1País” inauguró anoche el ciclo de entrevistas a políticos que el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP) puso en marcha de cara a las PASO. Durante una hora respondió con soltura las preguntas del entrevistador – el empresario de medios, Daniel Hadad- delante de 150 empresarios que escucharon en silencio.

Entre ellos, se encontraba el presidente del CICyP, Adrian Werthein, Martín Cabrales, Gustavo Weiss (presidente de la Cámara Argentina de la Construcción) y Miguel Acevedo (presidente de la Unión Industrial Argentina).

El aplauso llegó casi al final, cuando el periodista le consultó al tigrense cómo podía garantizarle a los argentinos que no iba a convertirse en una soberbio si llegaba a la Casa Rosada. Rápido, aunque con tono reflexivo, Massa respondió: “El pecado de la soberbia lo cometí en 2014, después de ganar en 2013, y aprendí de ese error, con el cuerpo y con el alma, cuando perdí en 2015”.

Ese fue uno de los pocos momentos en los que la charla se desvió del tema principal: la economía; un tópico cómodo para Massa que quiere centrar su campaña en ese eje junto con el problema de la inseguridad.

“El Gobierno no tiene un plan económico. No sabe qué país quiere construir”, aseguró, e incluso se animó a darle un consejo a la cúpula de Cambiemos: “Que abandonen la soberbia y empiecen a mirar el bolsillo de la gente”, disparó.

Según su diagnóstico, “el problema más serio es que la gente perdió poder de compra” y que “el sector privado no toma riesgos porque el país le cambia las reglas cada cinco años”. Además, señaló que “después del cepo hubo 50 puntos de inflación”, que la presión impositiva y las tasas son altas y frenan las inversiones. Por eso, aunque reconoció “la inserción en el mundo” pidió una “política agresiva para cerrar negocios”, pero sobre todo “dejar de buscar tanto afuera y darle instrumentos de inversión a los argentinos”.

Más medido se mostró cuando le consultaron por la gobernadora de la Provincia, María Eugenia Vidal, una figura muy elogiada durante su visita al CICyP en mayo. Aunque sin elogiarla, aseguró que ella tiene un “desafío mayor y distinto” al Nacional. Y fue lapidario con Daniel Scioli: “La Provincia tuvo el peor Gobernador de la historia en los últimos ocho años”.

Por su parte, de la ex presidenta Cristina Kirchner se desmarcó rápidamente. “Fui 11 meses su Jefe de Gabinete y me fui. Como sugirieron, armé un propio partido político y los enfrente en elecciones. Algunos dijeron que nos iban a carpetear, pero yo no tengo hoteles ni sociedades off shore, ni cuentas en Panamá”, disparó.

Massa, según él mismo lo dijo, apunta a que en estas elecciones la gente “castigue el ajuste” sin avalar “la corrupción”. Y así, lo vote a él.

“#Massalládelagrieta” fue el hashtag con el que el CICyP promocionó la charla Massa dentro del ciclo “AlGranPuebloArgentino”. En las próximas semanas los empresarios escucharán al candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich, y al del Frente Justicialista, Florencio Randazzo.

Fuente: Clarín

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail