Desde el 24 de junio las mujeres en Arabia Saudita accedieron a un derecho que tienen ganado desde hace décadas en el resto del mundo: conducir automóviles. Pero todavía parte de la sociedad, la más conservadora, se sigue resistiendo.

Está semana el coche de Salma al Sherif, una cajera de 31 años que vive cerca de la ciudad santa de La Meca, al oeste del país, fue incendiado intencionalmente por hombres que “se oponen al derecho de las mujeres a conducir”.

El incidente está siendo investigado por los agentes de seguridad”, declaró la policía de La Meca en un comunicado publicado el martes por la noche. “Buscamos a los culpables”, agregó.

El domingo 24 de junio fue un día histórico. Luego de que el príncipe Mohammed bin Salman levantara la prohibición que regía hace 30 años, muchas mujeres se lanzaron a las calles con sus vehículos.

“Tengo escalofríos por todo el cuerpo. Llevar el volante después de haber pasado años en el asiento trasero. Ahora es mi responsabilidad y estoy más lista que nunca para asumirla“, confesó Samar Almogren, una de las primeras en ejercer su derecho en la capital de este reino ultraconservador de 32 millones de habitantes.

“Es un momento histórico para todas las mujeres saudíes”, declaró Sabika al Dosari, una presentadora de televisión, antes de cruzar la frontera con Baréin a bordo de su coche.

 

Fuente:www.TNMundo