Alrededor de las 11:30 de ayer, un sujeto llamó por teléfono a la casa de un anciano y le dijo que tenía que cambiar todos los billetes de 100 pesos que tenía en la casa porque era inminente una devaluación.

El individuo le indicó que en pocos minutos pasaría por la casa el empleado de un banco a retirar el dinero.

En breve, una persona se hizo presente en la casa del adulto mayor y le pidió la plata. Con absoluta confianza le entregó una bolsa con una suma cercana a los 150 mil pesos.

Con rapidez el malhechor tomó el dinero y escapó del lugar sin dejar rastro. Un nuevo “cuento del tío” se había consumado.

La víctima, luego de un tiempo, se da cuenta que había sido engañado y poco después de las 13:30 da aviso a la Policía.

La causa se instruye como “estafa” en la Unidad Fiscal de la Comisaría 32°.