Más allá del triunfo, Juan martín Del Potro aprobó otro examen para dar su primer paso en Roland Garros. Es que habían pasado apenas 12 días desde el desgarro en el aductor izquierdo que sufrió en el Masters 1000 de Roma. Por eso las dudas, por eso el interrogante sobre su presencia en el Gran Slam francés.

«No me sentía cómodo, pero por suerte pude ganar el segundo set rápido para ganar confianza, y después la victoria, sea como sea siempre da tranquilidad», admitió Delpo tras el triunfo.

El tandilense viajó a París para terminar su recuperación en el lugar de los hechos. Y recién este mismo martes, horas antes del debut previsto ante el local Nicolas Mahut decidió saltar a la cancha.

Así llegó al polvo de ladrillo del mítico estadio Suzanne-Lenglen. Un debut en condiciones que lejos estaban de ser las ideales. Y que de arranque parecieron pasarle factura.

El primer set se le escurrió casi sin oponer resistencia. En apenas 22 minutos, Mahut, de 36 años y 116° en el ranking de la ATP. le quebró dos veces para llevarse la primera manga con un cómodo 6-1.

Apenas dos puntos ganó Delpo con su segundo servicio y consiguió sólo cinco winners frente a 12 de su rival, al que le alcanzó con poco para inclinar la balanza.

Pero en el segundo set todo se empezaría a dar vuelta. Sin señales de dolor en su pierna y sin la apatía del arranque, el argentino se metió en partido y empezó a demostrar la diferencia de jerarquía.

Continuaron los puntos cortos y poca intensidad en el juego. Pero Mahut pagó cara su escasa efectividad (1/9) con el segundo servicio y así Delpo se llevó dos veces el saque del francés. El set también fue un contundente 6-1.

El partido era extraño. Con un set claramente para cada lado y con la sensación de que el tandilense era ampliamente superior a su rival.

El tandilense de fue de menor a mayor. En el tercer set, que arrancó parejo con dos games por lado, supo golpear en el momento justo (quebró en el quinto juego) y empezó a llevar las riendas. Un nuevo quiebre en el séptimo game facilitó el trámite para el número 6 del mundo quien confirmó su levantada ganando el servicio y llevándose el set 6-2.

En esa tercera manga al francés ya no le respondía el primer servicio (47% de efectividad) y a eso le sumó 10 errores no forzados (contra 4 de Delpo).

Al argentino le faltaba un paso. Terminar de redondear un cómodo aunque raro triunfo en su debut en el Grand Slam. El quiebre en el quinto juego del cuarto set lo hizo apretar el puño por primera vez en el partido. Y fue el empujón final hacia el 6-4 definitivo.

Una victoria cómoda desde el tanteador en dos horas y siete minutos de juego y más valiosa aún para despejar la cabeza y dejar atrás la lesión en el aductor que había dejado a Delpo con un pie afuera de Roland Garros. El primer paso ya está dado.

«Venía día a día como dije en la previa. Mi mentalidad era recuperarme, pero ahora también tengo que sumar minutos en tierra porque no es mi mejor hábitat y aprovechar mi día libre para descansar», dijo Delpo tras avanzar a segunda ronda.

Y completó: «Me tocó dejar de jugar este abierto por lesiones graves. Esta vez no me lo quería perder porque es un torneo muy lindo».

El próximo rival de Del Potro saldrá del partido que jugaban en la cancha 1 el argentino Leonardo Mayer frente al francés Julien Benneteau. Ganaba 6-2, 4-3 Mayer hasta que el juego se interrumpió por lluvia. Seguirá el miércoles.

En tanto, la primera buena noticia para la legión argentina la entregó Guido Pella. El bahiense completó su partido frente al portugués Joao Souza, al que le ganaba 6-2 6-3 2-3 el lunes cuando la lluvia obligó a suspender el duelo. El campeón de la Copa Davis remontó el último set y se impuso por 6-4, aunque en el horizonte asoma Rafael Nadal.

El número 1 del mundo completó su partido frente al italiano Simone Bolelli, al que le ganaba 6-4 6-3 0-3. El español logró recuperarse, llevó la definición del tercer set al tie break, y allí se impuso por 11 a 9.

«Me quiero morir… Pero hasta los más grandes en algún momento pierden. ¿Te imaginas que sea conmigo? Sería un sueño», se ilusionó en diálogo con ESPN. Luego, analizó: «Será el partido más difícil de mi vida, por la circunstancia, la superficie, porque es en Roland Garros».

Luego, quien también consiguió su pase a segunda ronda fue Horacio Zeballos, quien el lunes le ganaba a Yuichi Sugita por 6-4 6-6 cuando el partido se suspendió. El marplatense, finalmente, perdió el tie break (7-3) este martes pero ganó el tercer set por 6-4 y el siguiente por 6-2.

De esta forma, a la espera de Mayer, ya son siete los argentinos que están en la segunda ronda. Se trata de los mencionado Pella y Zeballos y de Diego Schwartzman, Marco Trungelliti, Federico Delbonis, Guido Andreozzi y Del Potro.

 

Fuente: www.clarin.com