A las cuatro personas detenidas el viernes pasado, en el procedimiento antinarcótico llevado adelante en ruta 143 de Real del Padre, se sumó un quinto, que al igual que sus “compinches”, quedó a disposición del Juzgado Federal de San Rafael.

El sujeto fue capturado en una cabaña ubicada en calle L de General Alvear. En dicho allanamiento, comandado por el Principal Darío Coria, jefe de Narcocriminalidad del vecino departamento, se secuestró cocaína, marihuana, un arma con proyectiles y una balanza digital. También se encontró en su poder 28 mil pesos en efectivo.

Cuando llegaron los efectivos a la cabaña, el malviviente estaba en compañía de su pareja, una menor de 17 años, que fue entregada a sus progenitores.

Los procedimientos comenzaron el viernes en horas de la madrugada en ruta 143 y calle Guillén, de Real del Padre, con la aprehensión de dos hombres y una mujer que circulaban a bordo de un Audi color negro, quienes trasportaban 7 kilos de marihuana y 1 kilo de cocaína, cuyo destino era General Alvear. En tanto que el día sábado, en una vivienda de Carmensa, se detuvo a un cuarto sujeto. En dichos procedimientos, se logró secuestrar balanzas de precisión y otros elementos que ponen contra las cuerdas a los cinco detenidos, además de 78 mil pesos en efectivo.

La droga era traída desde el norte provincial y se comercializaba en General Alvear. Con estas cinco detenciones, aunque nada se descarta, los investigadores creen que la banda quedó desarticulada.