Ivanka Trump, hija y asesora del presidente de EE.UU., Donald Trump, se encuentra entre los posibles candidatos para reemplazar al jefe saliente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, informó Financial Times.

Según este medio, que no revela sus fuentes, entre otros posibles nombres que «ya están circulando por Washington» figuran David Malpass, un alto cargo del Tesoro; Nikki Haley, ex embajadora estadounidense en la ONU; y Mark Green, jefe de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional.

De momento, una portavoz del Departamento del Tesoro se ha limitado a confirmar a Financial Times que recibió «un número significativo de recomendaciones para buenos candidatos», y que estaba «comenzando el proceso de revisión interna» para hacer su selección.

Ivanka no tiene experiencia en economía de comercio internacional, pero sí en negocios. Antes de unirse a la Casa Blanca, trabajó como vicepresidenta de adquisiciones en la Organización Trump y también dirigió su propia línea de moda.

Recientemente, también se rumoreó con la posibilidad de que la hija del mandatario pudiera ser nombrada como representante permanente del país ante la ONU para sustituir a Nikki Haley. Sin embargo, el propio Trump explicó que, aunque cree que Ivanka sería una embajadora «increíblemente buena», tendría que afrontar acusaciones de nepotismo si la seleccionara.

Jim Yong Kim, actual presidente del Banco Mundial, anunció esta semana que dejará su cargo el próximo 1 de febrero, más de tres años antes de que concluya su mandato, y que se unirá a una firma centrada en inversiones en infraestructura en economías en desarrollo.

Kristalina Georgieva, directora ejecutiva del Banco Mundial, será presidenta interina del mismo a partir del 1 de febrero.

 

Fuente: www.clarín.com