El mayor incremento se registró en las Manufacturas de Origen Industrial (MOI), con un alza de 109% en valores FOB y de 38% en volumen. El promedio del acumulado hasta octubre es de 15% FOB y 33% en volumen.

Las exportaciones de Mendoza crecieron alrededor de 15% en 2018, en dólares, y 33% en volumen, de acuerdo con el estudio realizado por ProMendoza en base a las estadísticas de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE).

En el comparativo acumulado enero-octubre se puede percibir que en 2018 hemos exportado 1.260 millones de dólares y 849 millones de kilos, contra 1.096 millones de dólares y 638 millones de kilos.

La Manufactura de Origen Industrial (MOI) marcó el mayor crecimiento, con incremento de 109% en valores FOB y 38% en volumen, con 219 mil millones de dólares y 171 millones de kilos en 2018 y 109 millones de dólares y 124 millones de kilos en 2017.

Dentro de las estadísticas del MOI se destaca el importante crecimiento en las exportaciones del sector metalmecánico. Allí se exhibe un incremento vigoroso en rubros como las bombas, motobombas, sus partes y turbobombas, especialmente dirigidas a la industria del petróleo, exportando 63% más en valores FOB, que alcanzó los 36,7 millones dólares. También se destaca la metalurgia pesada: en el rubro restos de arrabios, fundición, hierro o acero, las exportaciones aumentaron 37%, por un valor FOB de casi 28 millones de dólares. También es de destacar el desempeño de la industria petroquímica, que superó los 39,7 millones, con un crecimiento del 380%, o de los materiales para la construcción, con Chile como principal destino.

“En lo que respecta a los productos primarios, notamos que los principales productos han tenido un incremento, excepto el ajo, que había tenido un notorio aumento en valores FOB en 2017, debido a la caída de la oferta mundial que luego se normalizó en 2018, principalmente por la oferta del ajo chino haciendo caer el precio”, explicó Mario Lázzaro, director de ProMendoza. Y agregó: “Sin embargo, en 2018, aunque hemos exportado más kilos, el precio en 2018 ha sido menor debido a la competencia con otros países, especialmente China, y esa baja en el precio repercute en la cifra final del total exportado a valores FOB. No obstante, el aumento en el volumen exportado significa más trabajo y movimiento de los distintos componentes de la cadena de valor”. En 2017, el ajo exportó 43 millones de kilos por más de 106 millones de dólares, y en 2018 se exportaron más de 59 millones de kilos por 78 millones de dólares aproximadamente, lo que reporta un incremento del 38% en volumen y una caída de 27% en valores FOB”.

En el vino, mosto, ciruela disecada, oliva y durazno industria, todas las cifras reportaron un incremento, tanto en volumen como en dólares.

“En el caso del vino, en los últimos meses del año se revirtió la tendencia negativa, logrando un crecimiento de 15% en volumen y de 1,10 % en valores FOB. La caída de la producción en España en su cosecha 2017 se convirtió en una ventana de oportunidad para Mendoza para la colocación de los vinos a granel, ya que en los últimos meses exportamos 50 millones de litros de vino a Europa”, explicó Lázzaro.

Los vinos fraccionados emparejaron en octubre el desempeño de 2017. En 2018, en vino se exportaron 615 millones de dólares y 195 millones de litros y, en 2017, 608 millones de dólares y 169 millones de litros.

Otro importante aporte del complejo vitivinícola lo realizó el mosto concentrado, con un incremento del valor FOB exportado de 92% y superando los 62 millones de dólares, aumento que en volumen alcanzó un incremento de 99%.

En cuanto al aceite de oliva, se refleja una caída de 50%, debido a que Mendoza tiene menos disponibilidad de producto y por un crecimiento de ventas en el mercado interno. Es por ello que de 32 millones de dólares y 8,5 millones de litros en 2017, el aceite de oliva alcanzó sólo 13,5 millones de dólares y 4 millones de litros este año.

En cuanto al durazno industrial, crecimos 54% FOB y 80% en volumen, con 11,7 millones de dólares y 10,6 millones de kilos este año y, en 2017, 7,9 millones de dólares y 6,3 millones de kilos. El desafío es sostener el nivel de exportaciones alcanzado en 2018 y no dejar de abastecer los mercados que se recuperaron.