Abandonará el operativo el vehículo de operación remota CURV 21; el buque Yantar y el vehículo remoto ROV Panther Plus, de Rusia, se retirarían en 15 días.

La búsqueda del submarino ARA San Juan tiende a reducirse cada vez más al despliegue de unidades navales locales, con menos capacidad para realizar inspecciones en el fondo del mar.

El gobierno de Estados Unidos comunicó a la Argentina que en las próximas horas retirará el vehículo de operación remota CURV 21, que actúa a bordo del buque norteamericano Atlantis y permite rastrear por debajo del agua hasta 6000 metros de profundidad. Así lo hizo saber la Secretaría de Defensa del gobierno de Donald Trump al Ministerio de Defensa, que conduce Oscar Aguad .

Fuentes castrenses informaron, además, a LA NACION que el buque Yantar y el vehículo remoto ROV Panther Plus, que opera esta semana a bordo del aviso ARA Islas Malvinas, permanecerían en el operativo de búsqueda unos quince días más. Llegado ese plazo, abandonarían también la búsqueda.

Se perderán, así, herramientas decisivas para realizar tareas de inspección en las profundidades del mar.

La Armada, en tanto, informó oficialmente hoy que el operativo para intentar localizar el submarino, que desapareció el 15 de noviembre con 44 tripulantes a bordo, se mantiene en estos momentos con cinco buques: el destructor ARA Sarandí, los avisos ARA Puerto Argentino y ARA Islas Malvinas, con el Panther Plus a bordo, y los buques oceanográficos Atlantis y Yantar.

El barco norteamericano Atlantis cumplirá el barrido de las áreas asignadas y se dirigirá al puerto de Comodoro Rivadavia para descargar el equipo ROV CURV 21, una de las herramientas con mayor capacidad de inspección submarina que participó del operativo.

A pesar de esta sensible baja, la Armada informó que “los Estados Unidos continuarán el apoyo a través del personal experto en planeamiento y análisis de datos”. Lo cierto es que el despliegue internacional, que llegó a reunir más de 4000 hombres, 28 buques y diez aeronaves, con 18 países que prestaron su apoyo a la emergencia, se reduce cada vez más. Además de Rusia y Estados Unidos colaboraron Gran Bretaña, Chile y Brasil, entre otros países.

Según fuentes castrenses, la ayuda de la Federación Rusa también tendría un plazo fijado y dentro de 15 días abandonaría el operativo.

La semana pasada había circulado la versión de que sectores de la Marina rusa habrían sugerido que se autorizara al buque Yantar investigar fuera de la zona de búsqueda delimitada, pedido que no prosperó. Se indicó que habían analizado datos, a partir de una simulación, y no descartaban que el ARA San Juan podría haberse hundido en una zona ubicada a unos 200 kilómetros al sudeste del radio de búsqueda definido.

Así lo habrían comentado diplomáticos rusos en el Grupo Parlamentario de Amistad con la Federación Rusa, cuyo presidente es el diputado Carlos Gastón Roma (Cambiemos-Tierra del Fuego).

En diálogo con LA NACION, Roma admitió esa preocupación, pero explicó que “posteriormente me notificaron que los habían autorizado a operar en la zona donde ellos querían buscar”.

Al respecto, el 22 de enero está prevista la visita del presidente Mauricio Macri a Moscú, donde se reunirá con su par Vladimir Putin para abordar varios temas de la agenda bilateral y no se descarta que analicen la participación de Rusia en el operativo de búsqueda del submarino.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar