Sudáfrica, una de las potencias del hemisferio sur, venció a Japón por 26-3 este domingo y accedió a las semifinales del Mundial de rugby, instancia en la que enfrentará a Gales.

La semifinal está programada para el próximo 27 de octubre en Yokohama. En la otra llave, Inglaterra se medirá con Nueva Zelanda.

La primera aproximación de los Springboks llegó a los cuatro minutos a través de Makazole Mapimpi, quien anotó el primer try, con conversión fallida del apertura Handre Pollard.

Pero la alegría duró poco. Luego de que los Springboks perdieran un hombre por diez minutos por un tackle peligroso de Tendai Mtawarira, el partido entró en una etapa de dominio nipón, que acortó distancias a los 20 minutos con un penal del apertura Yu Tamura.

En la segunda parte, Sudáfrica sumó seis puntos casi de manera consecutiva producto de dos penales de Pollard en los primeros minutos.

Ya para entonces comenzaba a verse que Japón había perdido la iniciativa del primer tiempo, con unos Springboks que poco a poco se iban haciendo dueños de la cancha.

La balanza comenzó a inclinarse definitivamente a favor de los Springboks tras un try del medio scrum Faf de Klerk a falta de 14 minutos para el final, conversión incluida de Pollard.

Sudáfrica sorprendió de nuevo a los 70 minutos: en una jugada por izquierda Mapimpi anotó el segundo try de su cuenta particular y el tercero de su equipo, aunque esta vez Pollard falló frente a los palos. De todos modos, el marcador no se iba a mover.

Así, Sudáfrica se encaminó a un nuevo pasaje a las semifinales, en tanto que Japón, incluso con la derrota, coronó el mejor Mundial de su historia.

 

Fuente: www.clarín.com