El crimen de un joven rugbier estremeció a una provincia