El filipino de 40 años sostuvo su corona