Estudiantes de unos 80 países faltarán a la escuela este 15 de marzo para llamar la atención de los gobiernos sobre la crisis que representa el calentamiento global