El municipio entregó ayuda económica a microemprendedores con discapacidad para que puedan realizar inversiones y de esa manera iniciar o potenciar sus proyectos.

El intendente, Emir Félix, Andrea Mattacota, titular del Área de Familia, Comunidad y Derechos Humanos, junto a Ricardo Vergara, presidente del Honorable Concejo Deliberante, realizaron la tercera tanda de subsidios.

Cada beneficiario, en este caso siete, recibieron la suma de 15.000 pesos para invertir en sus proyectos. Cabe destacar que estos subsidios se pueden llevar a cabo debido a una ordenanza municipal que indica que el 3% de lo recaudado del estacionamiento medido se destina a microemprendimientos de personas con discapacidad.

Para nosotros es la efectivización de los derechos y el cumplimiento de la ordenanza”, destacó Mattacota.

Al dar su palabra Vergara destacó que el objetivo es fundamental, ya que no solo es acompañarlos, sino que también es ayudarlos a encontrar una herramienta para incorporarse al sistema mediante la producción, generación de ingresos y así mejorar su calidad de vida.

“La mayoría de los beneficiarios se domicilian en diversos distritos y esto implica que los emprendimiento tendrán su desarrollo en lugares donde son necesarios e inclusive algunos son vinculados a la actividad turística”, finalizó Vergara.

Las condiciones para aquellos que deseen sumarse es tener entre 18 y 65 años, poseer el certificado único de discapacidad actualizado y presentarlo en las oficinas ubicadas en calle Córdoba 156. Allí el equipo recibe el pedido y responderán las dudas que se presenten. Luego se pasará por un proceso de acompañamiento, se estudiará el proceso de comercialización y sustentabilidad en el tiempo.

Carmen, oriunda de Rama Caída contó que su discapacidad es auditiva y que elabora empanadas caseras en su casa. “Esto me va a ayudar mucho, para comprar un horno y una pastalinda”, comentó entre lagrimas y emoción.