Silvia Ballarini, amiga y entrenadora de hockey de Julieta Silva, señaló que Genaro era celoso. Incluso remarcó que fue testigo de actitudes de parte de la víctima que así lo demostraban.

Ante el tribunal, integrado por los doctores Rodolfo Luque, Julio Cesar Bittar y María Eugenia Laigle, la mujer dijo que el joven la celaba de manera constante y que se mostraba como una persona que estaba pendiente de lo que hacía Julieta.

Por ejemplo, señaló que la acompañaba a los entrenamientos y se quedaba todo ese tiempo en el lugar. También expresó que su amiga le contó que en una oportunidad, en un boliche de San Luis, Genaro le hizo una fuerte escena por el mismo motivo.

En tanto que otro testigo, de nombre Sebastián Zuñiga, un joven que la noche de la tragedia salió con la pareja a Mona bar, indicó que Fortunato se enojó con un chico (Martín Maure) porque, supuestamente, había mirado a Julieta. Añadió que Genaro se quedó molesto toda la noche y que se lo veía muy celoso.