El multicampeón del mundo con las juveniles de fútbol llegó a San Rafael para llevarse nuevos talentos a San Lorenzo de Almagro. Aprovechó la visita para ir a visitar a la cárcel al jugador Luciano Cabral, a quien lo manejó en las inferiores de Argentinos Juniors.

El reconocido entrenador de fútbol, y campeón del mundo en varias oportunidades con la Selección Juvenil, estuvo en nuestro departamento en busca de nuevos talentos. Es que en la actualidad es el coordinador de divisiones inferiores del Club San Lorenzo de Almagro.

El hombre que hizo historia junto a José Pekerman, llegó a nuestra ciudad y realizó varias pruebas a niños y adolescentes con el objetivo de llevarse a los mejores a probar suerte a las inferiores del “Ciclón”. En tal sentido dijo que ya están elegidos, pero no daría nombres hasta realizar la coordinación con el Club y los padres de los chicos.

“La idea es llevarlos a que tengan un primer contacto con San Lorenzo, donde le ofreceremos la pensión y los vamos a medir con otros jugadores, de forma tal que, los que anden bien, serán fichados a fin de año”, explicó.

Luego contó que “para nosotros es muy importante recorrer el interior del país en busca de jugadores, ya que estamos convencidos que en las provincias está la mayoría de los buenos. Incluso, más del 70 por ciento de los que llegan o triunfan son del interior”.

“Cuando me fueron a buscar para hacerme cargo de las inferiores de San Lorenzo y en la primera charla que tuve con Marcelo Tinelli, lo primero que me dijo él fue que saliera a buscar talentos al interior”, relató después.

Su visita a Luciano Cabral en la cárcel

Tocalli señaló que aprovecho estos días en San Rafael, para ir a visitar al jugador Luciano Cabral a la penitenciaría.

Refirió que lo conoce desde hace mucho tiempo y que lo tuvo como jugador en las inferiores de Argentinos Juniors.

Respecto del caso puntual por el que está preso Cabral, prefirió no hablar. “Solamente fui a verlo porque quería saber cómo estaba, sin preguntarle sobre la causa, ni da de eso. A mí solamente me interesaba visitarlo, y darle mi apoyo desde lo humano. Jamás le pregunté lo que hizo”, concluyó.

Silvio Barroso

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail