Un simple cartel que resume la actualidad. Sucede que las alumnas de la prestigiosa escuela Mercedes Alvarez de Segura están más unidas que nunca detrás de un único objetivo: tener buenas condiciones edilicias donde estudiar.

Todo aquel que dice ser sanrafaelino, seguramente tuvo algún familiar, vecina o amiga que piso las aulas del colegio ubicado en la intersección de San Martín y Luzuriaga. Sin dudas que no son pocas las mujeres de nuestro departamento que hoy son profesionales, comerciantes, empleadas o amas de casa que pasaron por la EBYMA, y es por eso la importancia de este establecimiento educativo dentro de la comunidad. Quizás, aquellas que hace rato recibieron el diploma hoy miran como las actuales alumnas mantienen en alto el espíritu de ese colegio, ni más ni menos que reclamando derechos.

En la mañana de hoy, un número importante de estudiantes recorrieron las calles del centro levantando carteles para que la ciudadanía conozca la realidad. Ocurre que, por un lado, la escuela quedó chica para la gran demanda que tiene, y por otro, los desperfectos respecto de la infraestructura cada vez son mayores. Un ejemplo cercano, es que ayer se desplomó un pedazo del techo de la cocina.

Angustiadas, pero con fortaleza, las jovencitas salieron a contarle a los sanrafaelinos lo que está sucediendo. No distinguieron organismos provinciales de municipales -más allá de la responsabilidad en cuanto a jurisdicciones- para expresar lo que sienten. Seguramente alguien recogerá el guante.

[Not a valid template]

Silvio Barroso