El tradicional desfile de carros de los colegios, en el marco de la semana del estudiante, fue testigo de un horrible acontecimiento en Bowen.

Allí, y por causas que son materia de investigación, un joven profesor que colaboraba con una de las escuelas se cayó de un camión y fue aplastado por el rodado.

El siniestro se produjo poco después de las 21 horas en la esquina de Centenario y Sarmiento del mencionado distrito alvearense.

El docente, identificado como Bruno Pereyra, tenía 23 años y era hijo de un conocido empleado municipal de Alvear.

El triste episodio generó gran conmoción en el vecino departamento y el intendente Walther Marcolini decretó asueto administrativo.