La historia entre Nahir Galarza y Matías Caudana comenzará a sumar nuevos capítulos. Es que la joven de 20 años accedió finalmente a tener encuentros con el hijo de un narco preso que le había declarado públicamente su amor.

A la condenada a prisión perpetua por matar de dos balazos a su novio, Fernando Pastorizzo, el 29 de diciembre de 2017 en Gualeguaychú, no le habían gustado algunas actitudes de Caudana (20), quien pasó los últimos dos años preso en el penal de Paraná (Entre Ríos) acusado de integrar una banda narco liderada por su propio padre, Elbio Gonzalo Caudana.

A fines del año pasado, el joven recuperó la libertad al ser el único absuelto en un juicio que tuvo más de 20 condenas, incluyendo la de su padre. Fue en momentos donde hizo público su «amor» por Galarza. “Nos estamos conociendo”, había reconocido. 

Sin embargo, la propia homicida salió rápidamente a negarlo y mostró su enojo. Según ella, Caudana no cumplió con su promesa de mantener la relación en secreto ante los medios y hasta lo acusó de querer «ser famoso» a costa de ella. Las reuniones, entonces, quedaban canceladas.

Pero a las palabras, parece, se las llevó el viento. Fuentes judiciales le confirmaron a TN que Galarza finalmente aceptó las visitas: serán los fines de semana (horarios a definir) y se extenderán por dos horas. El lugar de encuentro será la Unidad Penal N°6 de Paraná​, donde la joven cumple su condena de prisión perpetua.

Según había dicho el propio Caudana, el flechazo ocurrió durante una consulta de Nahir con el dentista, cuyo consultorio se encuentra en la unidad de hombres. A partir de allí, a través de su abogado, el joven realizó la solicitud de permiso al Tribunal Oral Federal para visitarla en la cárcel. El enojo y el malententido demoró las acciones pero, finalmente, habrá encuentro. 

 

Fuente: www.clarín.com