El presidente Mauricio Macri dijo entender que recién se ha «puesto el país en marcha después de años de estar estancados» y afirmó que «de los corruptos se tiene que ocupar la Justicia, que tiene que ser rápida, pero ya nos hemos librado de la mentira y la trampa», al encabezar un acto de campaña en Posadas donde se presentaron los precandidatos de Cambiemos para Misiones.

Sobre el debate del miércoles en Diputados, que determinó la continuidad del exministro Julio de Vido en su banca (el oficialismo ganó la votación, pero no alcanzó la diferencia necesaria para su expulsión) Macri deslizó que «de los corruptos se tiene que ocupar la Justicia, que tiene que ser rápida».

Macri llegó la tarde de este jueves a la ciudad misionera de Posadas, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Argentina, proveniente de Tucumán, para participar del acto de campaña. El presidente fue recibido en el aeropuerto Libertador General San Martín de la capital misionera por el gobernador de la provincia, Hugo Passalacqua, y los principales dirigentes del macrismo misionero, entre ellos el presidente del PRO a nivel nacional y candidato a senador por Misiones, Humberto Schiavoni y el delegado del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Miguel Ángel López Vedoya.

El presidente Macri fue el único orador del evento, durante el cual dijo tener «mucho afecto» por la provincia, en la que «voté en una oportunidad», comentó. «Todos vemos con alegría cómo esta Argentina se está recuperando», señaló, donde «cada dos minutos una familia accede a una vivienda», ejemplificó.

«Sabemos que es muy difícil construir un país en tan solo 18 meses, pero estamos poniendo el país en marcha, generando trabajo», porque «le vamos a mostrar al mundo lo que los argentinos somos capaces de hacer», afirmó desde un escenario mínimo, en 360°, permitiendo que pudiera observarlo todo el público.

Según el presidente, «Cambiemos nació hace unos años porque los argentinos estábamos cansados de las trabas, las mentiras, de las mafias», y con la ayuda de todos «las estamos combatiendo y construyendo confianza con la verdad», lo que permitirá que «la Argentina se vuelva imparable», aseguró.

«Lo más importante para que todo esto avance es que nos digan la verdad«, resaltó Macri en su discurso, que no superó los 15 minutos.