Se trata de la familia del chiquito Yoel Fiorenza de dos años, que denunciaron a la empresa por una sobrecarga en la tensión que produjo un feroz incendio en 2011 donde el menor falleció, producto de la falla en la prestación del servicio.
 
Tal es así que, los padres de Yoel iniciaron una demanda luego del triste acontecimiento en Guaymallén y la justicia les dio la razón, pues Edemsa y su seguro, deberán pagar más de $2 millones luego de perder el juicio.
 
El fuego se originó el 9 de agosto de 2011, en una vivienda ubicada en calle Barcelona al 700, en Rodeo de la Cruz, Guaymallén. El siniestro consumió parte de la casa y le causó graves quemaduras a uno de sus moradores, Yoel Fiorenza. Este pequeño de dos años murió días después en el hospital Notti del norte provincial.
 
La resolución de los peritos, fue confirmar que el siniestro se había originado por “un problema en el tendido eléctrico domiciliario, debido a una sobrecarga de tensión que produjo una transformación de energía eléctrica en energía calórica”.
 
Finalmente, bajo el fallo del juez Osvaldo Daniel Cobo, se tuvo en cuenta esas investigaciones a la hora de condenar a la empresa por los daños ocasionados al ser proveedora del servicio. 
 
Se resolvió que la madre del niño reciba $1.275.000  y su padre $1.225.000; más los intereses que se hayan generado desde 2011.
 
Fuente: www.diariomendozasur.com
http://dialradio.tv