Alrededor de las 6:15 de la mañana de ayer, en la esquina de Salta y Da Vinci, personal policial detuvo la marcha de una moto marca Motomel de 110cc. en la que iban tres individuos.

Rápidamente los uniformados se dan cuenta de que algo extraño sucedía, ya que, además de ir tres sujetos arriba del rodado, observan que en el arranque estaba colocada una cortapluma. Era evidente que se la habían robado.

La moto había sido sustraída poco después de las 5 de la mañana de calle República de Siria al 600. El denunciante era un joven de 21 años.

Al ser identificados, los efectivos comprobaron que los cacos tenían 16 años de edad, por lo que fueron conducidos a la Comisaría del Menor.