Agentes de la Policía de Mendoza ingresaron este viernes con palas a la casa del hijo de una de las turistas israelíes que están desaparecidas desde hace una semana.

Fuentes del caso aseguraron a Clarín que los investigadores buscan rastros de las mujeres en la vivienda, ubicada frente al cementerio de la localidad de Guaymallén. Hasta ese viernes a la noche, los peritajes habían tenido resultados negativos

Las hermanas israelíes Pirhya Sarusi (63) y Lily Pereg (54) -una usa el apellido paterno y la otra, el marterno- son buscadas intensamente por la policía local, en medio de una cruzada internacional realizada por sus familiares en las redes sociales.

En la casa allanada vive Nicolás Pereg (36), hijo de Sarusi. La mujer, que trabaja en en una organismo de impuesto de Israel, llegó de visita al país junto a su hermana, una académica radicada en Australia. 

Pereg fue el último que vio con vida a las mujeres. «El joven asegura haberlas recibido en su domicilio y que después de la reunión las acompañó a tomarse el colectivo para volver al departamento donde estaban alojadas», explicaron fuentes de la investigación. 

Sarusi y su hijo integran cinco empresas comerciales de servicios de construcción, importación y exportación radicadas en Guaymallén. Según registros oficiales del Banco Central, el hijo ha tenido problemas financieros por cheques rechazados por 9 millones de pesos.

Los investigadores confirmaron que Pereg tiene más de 40 armas registradas a su nombre y que habitualmente compra municiones. El año pasado denunció que le robaron 9 de esas armas. Sin embargo, cundo la Policía allanó su casa encontró sólo 3. La fiscal Claudia Ríos lo entrevistó dos veces, aunque hasta el momento no fue imputado.

En medio de la desesperada búsqueda, este viernes llegaron a Mendoza familias desde Israel y Australia. 

Fuente: www.clarín.com