Un histórico avión de la Segunda Guerra Mundial, que era utilizado para vuelos turísticos, se estrelló este sábado a toda velocidad y de forma casi vertical en una montaña de suiza. La policía informó que ninguno de los pasajeros y tripulantes logró sobrevivir el accidente.

Se trata de la aeronave Junkers Ju-52, operada por la compañía suiza Ju-Air, que se desplomó en el centro turístico Swiss Alpine de Flims, ubicada a unos 2.540 metros sobre el nivel del mar. La zona montañosa en el sureste de Suiza es popular entre excursionistas y esquiadores, y tiene un glaciar.

Tras llegar al lugar del accidente, la policía local confirmó que las 20 personas en el avión murieron, incluidos los tres miembros de la tripulación. Once de ellos eran hombres y nueve mujeres. La mayoría de las víctimas eran suizas, pero una pareja y su hijo eran de Austria. Las víctimas tenían entre 42 y 84 años.

Daniel Knecht, del Consejo Suizo de Investigación de Seguridad en el Transporte, dijo que parece que el avión impactó el suelo de forma casi vertical a alta velocidad. La aeronave al parecer no tenía una caja negra resistente a accidentes como las que tienen las aeronaves más modernas, señaló el especialista en una conferencia de prensa.

Los funcionarios consideran que la investigación de la causa será “relativamente compleja”, indicó Knecht, porque no hay indicios de que fuera un acto criminal o que la aeronave perdiera partes o se descompusiera previo al accidente.

El avión llevaba a los pasajeros de regreso de un viaje de dos días en Locarno, en el sur de Suiza, a su base en Dübendorf, cerca de Zúrich. A las autoridades les informaron del accidente a las 17 del sábado, 50 minutos después de que la aeronave hubiera despegado del campo aéreo Magadino de Locarno.

Entre 1931 y 1952 se fabricaron casi 5 mil aviones Ju-52. El diario suizo Blick dijo que los aviones tienen espacio para 17 pasajeros y tres tripulantes. Los Ju-52 de Ju-Air eran antiguos aviones militares suizos, construidos en 1939, que fueron retirados por la fuerza aérea en 1981.

Ju-Air comenzó a operar vuelos con dichos aviones en 1983 y el avión que se estrelló, con la matrícula HB-HOT, había estado en servicio con la compañía de 1985. Tras el accidente, la compañía (que opera otros dos Ju-52) suspendió los vuelos hasta próximo aviso.

 

 

Fuente:TNMundo