Un perro curioso llamado Ping Pong se convirtió en un verdadero héroe en Tailandia al hallar y rescatar a un bebé enterrado en el campo presuntamente por su madre adolescente, informó este sábado la policía.

El recién nacido estaba cubierto por un montón de tierra cerca de una granja en la provincia de Nakhon Ratchasima. El perro empezó a escarbar y a ladrar, alertando a su amo, un pastor, que fue al lugar.

«Creo que no había pasado mucho tiempo desde que su madre lo había enterrado cuando el perro lo halló», explicó el vocero de la policía, Panuvat Udkam.

Según las autoridades, el nene está bien, recuperándose en el hospital. La madre adolescente, de 15 años, fue acusada de intento de asesinato y abandono de niño.

El agente Panuvat explicó que la chica tenía miedo de que sus padres se enojaran si se enteraban que había quedado embarazada.

 

Fuente: TNmundo