¿Te gustaría heredar un castillo? Si tu apellido aparece en una lista publicada por el gobierno de Escocia, podrías ser uno de los tantos afortunados en conseguir una de las 435 propiedades sin dueño, cuyo valor puede alcanzar casi el medio millón de euros.

La lista está formada aquellas propiedades que se encuentran sin reclamar después de la muerte de sus dueños, ya sea porque no se hizo el testamento o no se logró identificar a un familiar cercano.

De acuerdo al diario Mirror, cuando una persona muere sin dejar testamento en Escocia, cualquier activo no reclamado queda bajo el cuidado de la Corona. Luego será guardado por The Office of Queen’s and Lord Treasurer’s Remembrancer hasta que sean reclamados. Después de un período determinado de tiempo, las casas y castillos sin un dueño vuelven a las manos de la Corona.

Todo cambió en 2016, cuando una Ley de Sucesión aprobada por el Gobierno simplificó el proceso para reclamar propiedades sin dueño. A partir de entonces, se eliminó el requisito de obtener un «bono de precaución». Se trata de una suerte de seguro concedido por unas pocas empresas acreditadas en Reino Unido que actúa de aval cuando alguien solicita una herencia de sobre la que no tiene derecho.

De esta manera, si una persona muere sin dejar testamento, todas sus propiedades podrían ser reclamadas empezando por tener el mismo apellido que el anterior propietario. Algunos de los apellidos más inusuales en la lista son Robertson, McCaig, Dryburgh, Carlin, Hunniball, Malone-Philban y Raube. 

 

Fuente: www.tnmnudo.com