Los dos sujetos que ayer asaltaron la distribuidora de avenida Los Sauces ya están alojados en los calabozos de la Unidad Investigativa local.

Luego de pasar toda la noche ocultos en fincas de la zona noroeste decidieron golpear la puerta de la Capilla San Cayetano de calle Rawson y fueron atendidos por el cura del lugar. Parados frente al sacerdote, los individuos le pidieron que llamara a la Policía porque querían entregarse.

Fue entonces que el religioso dio aviso a las autoridades policiales y se pactó la entrega comandada por la fiscalía.

Cuando llegaron los uniformados al lugar dijeron que el dinero (550 mil pesos en efectivo) lo habían tirado en el camino. Sin embargo, luego de algunas palabras de persuasión, los ladrones confesaron que lo habían enterrado en el fondo de ese lugar, donde está el Seminario Menor.

De acuerdo a una fuente oficial, ambos sujetos, de 22 y 29 años de edad, son oriundos de Buenos Aires y al parecer estaban desde hace un par de días en San Rafael, alojados en un hotel céntrico.

Todo indicaría que manejaban data precisa de los movimientos de la empresa violentada.

Finalmente, se conocieron algunos detalles del hecho. Por ejemplo que habían dejado estacionado el VW Bora en la esquina de Roca y Lisandro de la Torre, y se fueron caminando hasta el lugar, ingresando por la parte de atrás. Allí, encapuchados y portando armas, redujeron a cuatro personas, el dueño y su hijo, y también a dos empleados.

Los ataron con precintos, agarraron el dinero y emprendieron huida. No obstante, el plan no salió como esperaban, porque el dueño logró zafar y comenzó a perseguirlos.

Al ver que en el escape no alcanzaban a llegar al auto, decidieron parar un Fiat 147 conducido por un señor mayor, lo encañonaron y lo obligaron a bajarse. Con ese nuevo vehículo emprendieron huida hasta la zona del Villa Laredo, lugar donde dejaron el coche y se metieron a la zona de fincas, hasta que hoy en la mañana decidieron entregarse en la Iglesia.

Un dato por demás curioso es que ninguno de los dos individuos tiene antecedentes.