Parece una ironía del destino, pero un embarazo podría hacerle perder un voto al sector que rechaza la legalización del aborto . Es lo que ocurre con la puntana María Eugenia Catalfamo, quien se encuentra cursando el octavo mes de embarazo y podría faltar a la histórica sesión convocada para el 8 de agosto próximo ante las complicaciones para poder viajar de San Luis a Buenos Aires como consecuencia de su estado.Catalfamo se pronunció en contra del aborto a fines de marzo último, cuando concurrió junto a su compañero de bancada, Adolfo Rodríguez Saá, a una reunión con el obispo de San Luis en la que los legisladores puntanos del PJ comprometieron su voto en contra del proyecto. La versión de la ausencia circula acompañada de un rumor político. Catalfamo faltaría, además, por pedido del gobernador Alberto Rodríguez Saá, alineado con el kirchnerismo.

La encuesta hackeada del senador Luenzo

El chubutense Alfredo Luenzo puso en su página web una encuesta para testear el pulso de su provincia sobre la legalización del aborto. Según explicó el legislador, el sondeo venía parejo hasta que la página se cayó durante dos horas. Al regreso, había 250.000 votos nuevos en contra, por lo que decidió cerrarla. Más allá del incidente, Luenzo ratificó que votará a favor del proyecto.

En momentos en los que el peronismo «racional» busca candidatos, Roberto Lavagna disfruta del interés que distintos sectores han mostrado en relación con una eventual candidatura suya a presidente en 2019. Algunos dirigentes, incluso, afirman que Lavagna fue más allá y ya se contactó con el neurocientífico Facundo Manes, a quien incluso tentó con una candidatura a vicepresidente.

 

Fuente: La Nación