Habían planeado una tarde perfecta al aire libre, pero una falla técnica los convirtió en protagonistas de un inesperado incidente. En un parque de diversiones y aventura de Florida, Estados Unidos, un hombre se tiró por tirolesa con su hijo en brazos, la máquina se trabó a mitad de camino y quedaron suspendidos en el aire sobre un grupo numeroso de cocodrilos.

El hecho ocurrió en la reserva de atracciones Gatorland, un lugar reconocido por sus tanques con reptiles y una gran lista de actividades relacionadas con este tipo animales.

Según quedó registrado en varios videos, por el peso de ambas personas se detuvo el deslizamiento y quedaron varados a mitad del recorrido. En las imágenes, se puede ver cómo un empleado del lugar se acerca a rescatarlos, después de 20 minutos de estar en el aire.

A pesar de que quedaron suspendidos a muy pocos metros de los cocodrilos, que nadaban en un tanque, Nick Cahippina, el gerente del parque, aclaró que los visitantes nunca estuvieron en peligro y que el personal está entrenado para reaccionar a estas eventualidades.

 

Fuente:TNMundo