Un parque de diversiones temático en Alemania desencadenó un gran revuelo por una de sus atracciones. En vez de señalar qué tan divertida era o hablar sobre sus mecanismos de seguridad, los usuarios reprocharon su particular diseño «nazi»: tenía forma dedos esvásticas.

El escándalo se generó en las redes sociales, donde muchas personas notaron que la montaña rusa era muy parecida al símbolo utilizado por el nazismo. La instalación, ubicada en la ciudad sureste de Löffingen, tuvo que ser desmantelada.

El dueño del complejo, Rüdiger Braun, salió rápidamente a disculparse por la confusión y aclaró que no fue intencional. «En primer lugar quiero enfatizar mis disculpas con todos los que se sintieron perturbados y ofendidos con esto», señaló en una entrevista radial.

A su vez, el propietario adelantó que rediseñarán el juego para evitar una doble lectura. Aunque indicó que el parque seguirá abierto mientras realizan las tareas de remodelación.

Los usuarios de Twitter cuestionaron que Braun no haya notado antes la similitud de la atracción con el símbolo nazi. Como si fuera poco, también sostuvieron que el nombre tampoco ayudaba a la situación. La montaña rusa fue bautizada como «Adlerflug», que en español significa «vuelo de águila».

 

Fuente: www.tnmundo.com