Un masculino de 45 años, de apellido Orosito, permanece internado en el hospital Teodoro J. Schestakow con una lesión en el intestino producto de un disparo de arma de fuego.

Se trata de un individuo que, en circunstancias confusas, recibió un tiro en el abdomen luego de una revuelta en una casa de calle Tirasso al 1500.

Ocurre que Orosito habría abusado sexualmente de la novia de su hijo y a partir de allí se desencadenó la furia.

Después del brindis de Año Nuevo, la jovencita, de 15 años de edad, decidió quedarse junto a su novio, de 17, en la casa donde estaba el padre del joven.

En ese lugar, por cuestiones que no están claras, el hombre arremetió contra la menor, quien inmediatamente puso en alerta a su pareja.

Luego la chica contó a su familia sobre lo sucedido y el caso llegó a las puertas de la Unidad Fiscal de la Comisaría Octava.

Cuando los efectivos llegaron al lugar encontraron al sujeto baleado en el estómago, por lo que fue trasladado de urgencia al hospital público, donde permanece internado en el Servicio de Cirugía con custodia policial.

En tanto que el hijo, sospechoso de ser el autor del disparo, quedó alojado en la Comisaría del Menor.