Riku, un tigre blanco de cinco años, mató a un cuidador en su jaula, en el zoológico de Hirakawa, en el sur de Japón, indicó el diario Asahi Shmbun.

Akira Furusho, de 40 años, yacía en el suelo, ensangrentado, cuando lo encontraron, explicó un vocero de la policía de la ciudad de Kagoshima. Los socorristas llegaron rápidamente al lugar de los hechos y neutralizaron al animal con la ayuda de una pistola tranquilizante, precisó el zoo.

El cuidador fue llevado al hospital, pero los médicos sólo pudieron comprobar su muerte.

El felino, de 1,80 metros y 170 kilos, atacó a su cuidador el lunes poco después de las 17, cuando el lugar ya estaba cerrado al público, y en momentos en que Furusho ingresó al lugar para limpiar la jaula.

El director del zoo, Akinori Ishido, dijo que investigarán por qué el hombre y el felino estaban juntos en la jaula en este momento, lo que implica una violación del protocolo de seguridad.

Ishido también indico que familiares del cuidador asesinado pidieron que no se mate a Riku y que “siga en el zoo de Hirakawa”. El parque alberga en total a cuatro tigres blancos, una especie amenazada.

 

Fuente:TNMundo