Seis pasajeros murieron y dieciséis resultaron heridos este miércoles en un accidente ferroviario ocurrido durante un temporal en el puente del estrecho del Gran Belt (centro de Dinamarca), informó la policía danesa.

Un tren que viajaba rumbo a Copenhague se cruzó hacia las 7.30 hora local (3.30 en la Argentina) con otra formación de carga que iba en dirección contraria hacia la isla de Fionia.

Aún no exactamente qué pasó. No se sabe si las formaciones chocaron o si, como relató un testigo, el tren que iba hacia Copenhague recibió el golpe «de un objeto extraño», quizás parte de la carga del tren de mercancías que iba hacia el lado contrario.

En concreto, seis personas murieron. Todos eran pasajeros del tren que circulaba entre la ciudad de Odense, en la isla de Fyn, y Copenhague en el momento del siniestro, explicó el operador ferroviario, Danish Railways, a la televisora danesa TV2.

«Aún no sabemos con exactitud cuál es la causa, pero podemos confirmar que cayeron mercancías del tren sobre la vía y que el otro tren pasó por encima de ellas y sufrió daños considerables por ese motivo», declaró el inspector jefe Lars Bræmhøj, de la policía de Fionia.

Según otra versión, publicada por medios daneses la lona de carga golpeó al otro tren, provocando que frenase de forma repentina.

La cadena TV2 emitió imágenes en las que podía verse un tren de mercancías con la lona que cubría el convoy rota en pedazos.

Según la compañía Ferrocarriles Estatales Daneses (DSB), que ya había adelantado la cifra de muertos horas antes, en el tren siniestrado viajaban 134 personas, de ellos 131 pasajeros.

La policía pidió a los pasajeros que se comuniquen con sus familiares para informarles que están a salvo e instó a la gente a no compartir videos y fotos del siniestro.

La cervecera danesa Carlsberg confirmó que el tren de mercancías transportaba envases retornados a la planta que la empresa tiene en Fredericia (oeste del país).

Las autoridades danesas han activado el operativo nacional de alarma por el accidente y por la subida del nivel del mar provocada por el temporal en algunas zonas.

El accidente tuvo lugar en un puente por el que circulan trenes y autos, que forma parte de una infraestructura con un puente colgante y un túnel ferroviario.

El lugar seguía acordonado este miércoles y el tráfico ferroviario en el puente, -que conecta las islas de Fionia y Selandia y es una de las principales vías de comunicación del país-, permanecerá paralizado hasta el jueves.

Las autoridades sí permitieron el paso de autos, aunque a velocidad reducida.

Las personas que no resultaron heridas fueron trasladas al cercano pabellón deportivo de Nyborg, donde las autoridades han puesto a su disposición un equipo de psicólogos.

Se trata del mayor accidente ferroviario en tres décadas en Dinamarca, desde que en 1988 ocho personas murieron y 72 resultaron heridas cuando un tren se salió de la vía en Sorø (este).

«El trágico accidente en el puente del Gran Belt con muchos muertos y heridos nos ha sacudido a todos. Daneses comunes de camino al trabajo o de vuelta a casa tras las vacaciones de Navidad han visto rotas sus vidas en pedazos. Es una desgracia», escribió en su cuenta de Twitter el primer ministro, Lars Løkke Rasmussen.

El temporal «Alfrida» ha provocado en las últimas horas otras alteraciones en el tráfico ferroviario por caída de árboles sobre las vías, así como un aumento del nivel del agua en varias partes del país, lo que ha llevado a las autoridades a emitir un aviso de alarma por tiempo «muy peligroso».

El puente del estrecho del Sund, que une Copenhague con Malmoe (Suecia), ha permanecido también cerrado al tráfico durante varias horas, mientras más de 100.000 hogares suecos carecían de luz el miércoles a causa del temporal.

 

Fuente: www.clarín.com