Un tribunal de segunda instancia elevó en cinco años la sentencia a Luiz Inácio Lula da Silva por corrupción durante su gobierno con el Partido de los Trabajadores (PT).

Los jueces Joao Pedro Gebran Neto, Leandro Paulsen y Carlos Eduardo Thompson Flores decidieron así pasar la condena de 12 años que recibió Lula da Silva en primera instancia a 17 años y un mes de prisión tras revisarla.

Los camaristas comenzaron el análisis del caso por rechazar el planteo de nulidad presentado por la defensa del expresidente, confirmaron la culpabilidad del acusado e incrementar la pena impuesta en su contra.

De todas maneras, como en el sistema brasileño todavía quedan dos instancias de apelación, Lula da Silva no regresará a prisión, que dejó atrás el 8 de noviembre tras pasar 580 días detenido por corrupción.

En una decisión unánime, los tres jueces del tribunal regional de la cuarta región, en Porto Alegre, confirmaron la sentencia por haberse beneficiado de reformas en una finca en Atibaia, San Paulo, presuntamente pagadas por las empresas constructoras Odebrecht y OAS.

Lula da Silva fue condenado dos veces desde que dejó Planalto. La primera fue en 2017 cuando el exjuez Sergio Moro lo sentenció a 9 años y seis meses por recibir sobornos de OAS. La segunda fue este año cuando la jueza Gabriela Hardt le impuso 12 años por lavado.

Ahora, tras revisar esos procesos, el tribunal de segunda instancia elevó a 17 años la pena contra el expresidente de Brasil.

 

Fuente: www.tnmundo.com