Valdira das Neves, una ciudadana brasileña de 45 años, quería ser abuela. Y su hijo Marcelo quería ser padre. Después de trámites e intentos fallidos, su sueño compartido se volvió realidad. La mujer está embarazada de sus propios nietos. Los mellizos nacerán en menos de tres meses.

El caso emocionó a la ciudad de San Pablo. Marcelo es gay, está soltero y el deseo de formar una familia lo tuvo desde muy joven. Y gracias a su mamá lo podrá cumplir.

Según explicaron medios locales, los médicos implantaron los embriones en el útero de Valdira. El tratamiento lo llevaron adelante en un centro especializado en reproducción asistida de San Pablo.

El proceso no fue fácil. Desde que comenzaron con la práctica, tuvieron tres intentos fallidos. Pero no desistieron. A principios de año, tuvieron la gran noticia: Valdira estaba embarazada.

Como si fuera poco, los médicos le confirmaron que serían mellizos. La abuela y el flamante padre ya decidieron los nombres: María Flor y Noé. El parto está programado para septiembre.

 

Fuente: TNmundo