Una vez más, una persona puso en riesgo su vida por una selfie «perfecta». Esta vez, fue el caso de una mujer estadounidense que saltó la valla de seguridad de un zoológico de Arizona y fue atacada por jaguar negro. La joven, de 30 años, sufrió heridas leves en el brazo y fue trasladada a un hospital cercano para una rápida atención.

Un testigo del hecho le explicó a la cadena ABC News que cuando estaba paseando con su mamá y sus dos hijos escuchó los gritos de la chica. Cuando se acercaron al lugar, vio cómo el animal la estaba lastimando con sus garras.

Para distraer al jaguar y poder rescatar a la joven, uno de ellos tiró una botella de agua en el recinto del felino y este soltó a la mujer, que quedó tendida en el suelo asustada.

Desde el zoológico informaron que no tomarán ninguna medida contra el animal, ya que la responsable de haber violado las normas de seguridad fue la visitante. «Por favor, comprendan por qué se ponen las barreras de seguridad«, recalcaron a través de las redes sociales.

Según confirmó CNN, la mujer atacada fue trasladada a un hospital cercano y está fuera de peligro, ya que las lesiones no fueron profundas. A pesar de su imprudencia, el establecimiento investigará el hecho para tomar más medidas de prevención y mayor presencia de su personal.

 

Fuente: TNmundo