Uruguay ya tiene nuevo presidente. Tras un balotaje ajustado, Luis Lacalle Pou, un abogado de 46 años y representante de la centroderecha, derrotó al Frente Amplio luego de 15 años en el poder.

Lacalle Pou tuvo que postergar hasta este jueves su festejo, mientras la Corte Electoral procedía a un tradicional recuento secundario de votos que se convirtió en definitorio debido a la poca diferencia que mantenía con el oficialista Daniel Martínez, del Frente Amplio, quien terminó reconociendo su victoria antes del pronunciamiento oficial del organismo electoral previsto para el viernes.

El representante del Partido Nacional tenía apenas 1,2% de ventaja en votos sobre Martínez, del Frente Amplio, cuando comenzó el escrutinio secundario: 48,71% a 47,51%.

Abogado e hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle y la exsenadora Julia Pou, el flamante presidente electo de Uruguay es el heredero de un movimiento político conocido en como «herrerismo», por el apellido de su bisabuelo paterno, Luis Alberto de Herrera, quien integró un Ejecutivo colegiado en la década de 1950. Es el segundo de tres hermanos. Tenía 16 años cuando su padre se convirtió en presidente por el Partido Nacional, que hoy lidera.

Diputado entre 2000 y 2015, y senador desde 2015 hasta que renunció a su banca para dedicarse a esta campaña, es amante del mar y la naturaleza, y a veces se define como un biólogo «frustrado». Casado y padre de tres hijos, Lacalle Pou buscaba por segunda vez la Presidencia tras caer en la segunda vuelta de las elecciones de 2014 ante el actual mandatario, Tabaré Vázquez.

En su programa de Gobierno plantea reducir el gasto del Estado para superar el persistente déficit fiscal de 4,9% del PIB que arrastra el país. Entre otras medidas criticadas por el actual oficialismo, propone bajar la reposición de vacantes en el sector público para reducir las erogaciones por hasta 900 millones de dólares en cinco años.
A diferencia de su contrincante, Lacalle Pou prometió durante su campaña que no subirá impuestos. Su primera decisión será enviar al Parlamento una «ley de urgente consideración» con la que pretende adoptar medidas rápidas en 90 días. Asumirá su mandato que se extenderá por cinco años el próximo 1° de marzo.
Fuente: www.tnmundo.com