Ya se registraron 13 casos en tan solo tres meses.

Explotar cajeros automáticos para después robarlos. Esta es la nueva modalidad que se repite en Uruguay desde el 30 de octubre del año pasado. Fueron 13 casos en tan solo tres meses. Este jueves se produjo el primer episodio en Punta del Este y un vecino registró las imágenes del incendio con su celular.

Allí, los ladrones se llevaron 54.000 dólares y en la sucursal quedaron otros 42.000. El mecanismo pasa, a veces, por poner una garrafa en el lugar, pegar un tiro, y así lograr la explosión.

Si bien la seguridad en Punta del Este pareciera haber tenido una mejora significativa respecto de años anteriores, el episodio del jueves dejó daños tanto en el local como en el edificio en el que estaba ubicado el cajero.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar