Anunció que a partir de hoy arranca un “plan especial de justicia de emergencia” para “capturar” a los traidores y darles “un castigo ejemplar”.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció que desde hoy arranca un “plan especial de justicia de emergencia” para capturar a los “conspiradores” que asegura actúan en el país y señaló que se trata de una iniciativa del titular del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno.

El jefe de Estado hizo el anuncio anoche en un contacto telefónico al canal estatal VTV desde el palacio presidencial de Miraflores donde mantenía una reunión del Consejo de Defensa de la Nación (Codena) que activó para “defender el decoro” del país ante lo que llamó “amenaza imperial”.

Dijo que se trata de “un plan especial de justicia de emergencia, combinado con el TSJ, la justicia militar, los órganos policiales”, el ministro de Interior, Néstor Reverol y la vicefiscal general, designada por el Supremo pero rechazada por la Fiscalía, Katherine Harrington.

Indicó que este plan especial procura la “la búsqueda y captura de todos estos conspiradores para que reciban un castigo ejemplar”.

También comentó que aunque la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa su gobierno para cambiar la Carta Magna -y que será electa el próximo 30 de julio- le permitirá al Ejecutivo “abrir las puertas de esa justicia para la paz”, el oficialismo está tomando medidas de justicia “desde ahora”.

Más temprano, Maduro aseguró que derrotará todos los “planes intervencionistas” de Estados Unidos y América Latina, y para ello instaló el Codena, una unidad que surge luego de que la Casa Blanca amenazara al gobierno venezolano con “fuertes y prontas” sanciones económicas de concretarse la Asamblea Nacional Constituyente.

El Codena, según la Constitución, “es el máximo órgano de consulta para la planificación y asesoramiento del Poder Público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la nación, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico”.

Conforman el Codena el presidente del país, el vicepresidente ejecutivo, los jefes del Poder Judicial, del Poder Electoral y del Consejo Moral, el ministro de la Defensa y el presidente del Parlamento.

Sin embargo, el Ejecutivo no reconoce al Parlamento por haber sido declarado en desacato por el Supremo. Por lo tanto, no ha invitado a su jefe a participar en ninguna de las tres reuniones de este órgano convocadas en los últimos diez meses.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este lunes que su país “no se quedará quieto mientras Venezuela se desmorona”, y aseveró que “si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, Estados Unidos tomará fuertes y prontas acciones económicas”.

Trump también se refirió a la consulta convocada este domingo por la oposición en la que votaron 7,6 millones de personas al señalar que “el pueblo volvió a dejar claro que apoya la democracia, la libertad y el estado de derecho”.

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar