Anoche, poco antes de las 22 horas, el dueño de un comercio mayorista fue víctima de un violento salto cuando se disponía a cerrar el local.

De acuerdo a información oficial, el hombre estaba por retirarse del negocio de comestibles “El Colo”, ubicado en Alberdi al 1000, cuando dos sujetos lo tomaron de la espalda por sorpresa.

A la fuerza lo metieron para adentro y uno de ellos lo tiró al piso y le dijo que si no se quedaba quieto le pegaba un tiro en la cabeza. Sin escape, les tuvo que entregar el dinero de la recaudación.

Con la plata en la mano, lo delincuentes salieron a la calle y se treparon a una moto 110cc. para escapar raudamente del lugar.

El hecho es instruido por la Unidad Fiscal de la Comisaría Octava, y por el momento no hay detenidos.