Nadie desconoce que las señales de telefonía celular no son buenas en nuestro país, mucho menos si hablamos de rutas. Por eso es que, ante la falta de comunicación con un número de emergencia, no son pocas las veces que automovilistas quedan ‘a la buena de Dios’ por un desperfecto mecánico o por un siniestro vial en el medio de la nada sin poder recibir asistencia.

Sobre el particular existe una buena noticia, al menos si hablamos de la conexión San Rafael-Malargüe, ya que el Senado Provincial le dio el visto bueno a un proyecto de declaración donde se invita al Gobierno, por medio de Vialidad Provincial, a que realice los contactos adecuados con la Nación para que en las Rutas Nacionales 40 y 144 se coloquen postes de SOS, dispositivos que sirven para solicitar auxilio mecánico, atención médica o información de cualquier tipo que tenga que ver con distancias, lugares o estados de caminos.

Se trata de un instrumento que usa tecnología satelital que permite una comunicación fluida con un operador, el cual  también puede devolver la llamada al poste si es un caso de suma urgencia. Un dato importante es que nunca se queda sin batería ese teléfono porque se recargan con un panel solar.

El autor de la iniciativa es el senador de la UCR Adrián Reche, quién señaló: “Es una ruta donde suelen ocurrir accidentes y a veces las comunicaciones celulares se ven afectadas por la cobertura o simplemente no existe forma de comunicarse desde el vehículo”, anexando luego que  “creemos que con estos postes se pueden salvar vidas o asistir de forma eficaz y a tiempo a la gente”.

Silvio Barroso